Si AvolutionLab fuese influencer

Sí, no tenemos una cuenta de Instagram con millones de seguidores, tampoco un yate en Ibiza y mucho menos una mascota que ingresa cifras astronómicas con collares de brilli-brilli.

Pero, con la modestia que nos caracteriza, podemos decir que somos únicos (estupendos/comprometidos/inquietos) y que todo el que nos visita vive lo que llamamos el #efectoAvolutionLab.

Es decir, les impacta lo que ven, descubren un trabajo de I+D+i encomiable, prueban cosas diferentes y se quedan durante horas a charlar y comer (que se nos da bien) y siempre vuelven.

Les pasó a Silvia Cantos y a María Martín, de Laboratorios Best Medical, que abandonaron la oficina y se entregaron, sin piedad, a la gastronomía por unas horas.

¿Qué saldrá de esa visita? No lo tenemos claro, aunque compartimos los valores de innovar en salud y bienestar y que casi todo lo que hacemos nos queda de 10.

Vaaale… Es cierto que no somos el restaurante de moda, ni la ‘apertura más esperada de la temporada’ (estamos resignados, por ahora, a no ser trendy)…por ahora…