¿Cómo unir cocina y nutrición? Nosotros sabemos hacerlo 

Una de las primera apuestas de la colaboración entre AvolutionLab y la Universidad Complutense de Madrid fue unir la cocina a la nutrición y comprender que la dietética culinaria es (muuuy) amiga del gusto. 

En otras palabras, que a aquello de la dieta de “pechuga y lechuga” (tan trillada como triste) debíamos darle una vuelta y convertirla en un disfrute para los sentidos y la nutrición.

El día después de HIP Horeca Professional Expo 2024 —aún con la resaca de adrenalina en el cuerpo y la satisfacción de haber disfrutado con la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla y la división de Hostelería de Calvo— nos fuimos a la UCM a seguir cocinando, comiendo y explicando nuestro proyecto. 

Lo hicimos en las aulas, como nos gusta, con los alumnos del grado en Nutrición Humana y Dietética y con la tutoría de la profesora Beatriz Beltrán (compañera de aventuras aunque alérgica al aguacate, ¡contradicciones de la vida!). 

Allí, las habilidosas menos de Jesús y Gonzalo hicieron maravillas con las salsas de #AVORECA (que recién habíamos lanzado en HIP); probamos la ventresca de Calvo con la salsa de aguacate, el alioli y la salsa con habanero; catamos un aceite virgen extra de aguacate de escándalo (y del que bastantes noticias tendréis próximamente) y la crema de aguacate y chocolate con y sin azúcar.

¿El resultado? Una clase maravillosa y un post en LinkedIn que nos ha emocionado como pocos y las maravillosas fotos de Érika Acevedo.