Avolution Lab también se vuelve madrileño

Cuánta razón tiene nuestro admirado Joaquín Sabina cuando dice que “siempre hay un tren que desemboca en Madrid”. 

Y menos mal que a nosotros nos encantan los trenes y la capital, sobre todo porque al llegar a la ciudad todos somos de Madrid, vengamos de donde vengamos. 

Nosotros, tan sevillanos y tan internacionales, tan de España y del mundo, nos hemos ido a la Escuela Superior de Hostelería de Madrid para que Avolution Lab se vuelva chulapo, aprovechando San Isidro. 

Nos ha recibido, tan amable como siempre, el profesor Juan Julián Fernández. Con él y sus alumnos seguiremos poniendo a prueba la creatividad, experimentando los alcances gastronómicos del aguacate y su importancia en una dieta equilibrada y saludable. 

Avolution Lab está listo para vestirse de chaleco y boina y estamos aprendiendo a bailar un chotis porque, es cierto, “siempre hay un sueño que se despierta en Madrid”.